Programa realizado con la colaboración del Área de Derechos Sociales del Excmo. Ayuntamiento de Málaga. 

La intervención temprana y la prevención de cualquier problema es la mejor forma de asegurar un buen desarrollo psicoemocional de los y las menores. En relación a la educación de niños y niñas, esta premisa se vuelve aún más evidente. 

En época de crisis, el estrés familiar aumenta de manera considerable, lo que pone en riesgo la forma de relación entre los miembros. Si además están presentes algunos problemas previos (conducta difícil de alguno de los hijos/as o una mala utilización de nuevas tecnologías), la familia puede encontrarse en un riesgo mayor, por lo que va a necesitar un apoyo que guíe sus actuaciones.

Es por ello fundamental apoyar a las familias y orientarlas en el proceso educativo, donde se pueda asegurar todos los factores que potenciarán el desarrollo emocional optimo, creando de esta manera un entorno de seguridad que facilite el éxito académico y se esté en disposición de detectar y prevenir de manera temprana todos los potenciales problemas que pueden afectar al normal desarrollo familiar (situaciones de violencia, mala utilización de nuevas tecnologías, abuso de drogas, etc.). Este apoyo se vuelve más vital en época de crisis, como la que se está atravesando en este momento, provocado por la pandemia sanitaria del COVID-19 y los cambios tan drásticos que ha provocado en nuestra sociedad.